Los turistas y la vida cultural en la ciudad de Boston

Los turistas que llegan a la ciudad de Boston no sólo pueden entretenerse en los diferentes lugares de diversión, sino también ser parte de las actividades culturales de esta ciudad. La diversión y el aprendizaje se conjugan en una de las ciudades más interesantes a nivel mundial.

ciudad de boston


Lo mejor es que puede llegar a los diversos atractivos a través del transporte público o simplemente caminando. Para aquellos que prefieren el arte, lo más recomendable es seguir un itinerario y de esa forma conocer los principales museos y galerías. La ciudad de Boston alberga a un total de ocho museos, que dan a conocer la sabiduría del mundo a través de sus diferentes exposiciones y muestras.

El museo Peabody es de ciencias naturales y a simple vista pareciera que se encuentra abandonado. Pero en realidad no es así. Esa apariencia se da porque los animales están embalsamados y tienen ojos de vidrio. En la actualidad, el trato hacia la vida silvestre tiene sus reglas y se debe conservar muy bien a cada una de las especies.

En otros museos es posible encontrar una muestra del famoso tiranosaurio y hasta los documentos y elementos que registran la evolución del cine. Hay algunos que también ofrecen diversas atracciones para los niños. Con relación al tema intelectual, la ciudad de Boston es atractiva por poseer un gran centro de enseñanza y dar a conocer esa historia que une América y Europa.

Usted puede combinar esa actividad con la asistencia a los pubs irlandeses, eventos deportivos o espectáculos musicales. Lo mejor es que todos estos gustos son más baratos que en New York. Si lo que más le interesa es la pintura, no puede dejar de visitar el museo Stewart Gardner. Este es un majestuoso palacio de estilo veneciano y fue construido en base a un patio repleto de plantas florales y esculturas.

Aquí es posible encontrar una colección significativa de pintura italiana de la época renacentista. Asimismo, dos obras muy importantes en el primer piso son: “El ómnibus” de Anders Zorn y “El jaleo” de Sargent. Este museo también alberga a la obra de Tiziano, “El rapto de Europa”, y un retablo de seis paneles que fue pintado por Simona Martini.

Mucho no se conoce acerca de los promotores de este tipo de escenarios culturales. En este caso, Isabella Stewart Gardner fue la encargada de coleccionar las primeras obras que hasta hoy en día se conservan. Fue una mujer que tenía una voluntad muy altruista y una visión sorprendente de la importancia cultural.

Ella trabajó en la elaboración del diseño del edificio y dispuso de qué forma se colocarían las obras. La orden fundamental fue que nada se modifique después de su muerte. Lo cierto es que esa disposición fundamental no se cumplió. En 1990, el museo sufrió un robo y se perdieron tres obras de Rembrandt y una de Vermeer, entre las pérdidas más importantes.

Actualmente, en la sala de holandeses (donde pertenecían esas obras), claramente es posible apreciar los marcos de las pinturas en su lugar, como si estuvieran ausentes de forma temporal. A pesar de ese hecho, el museo sigue siendo muy visitado. Salir de compras es otra actividad que puede realizar a cualquier hora del día. Una de las calles más comerciales es Newbury Street.

Usted puede acceder a numerosas tiendas, peluquerías, restaurantes y galerías de arte. Lo más destacable son las pinturas semi abstractas con polluelos que pertenecen a Laurel Hughe. Él sabía de la grandiosidad de estas aves, que de simples animales de corral podían llegar a ser aves muy bellas. Las pinturas se exponen en la galería Nielsen.

En la galería NAGA, sobresale la obra multimedia de Esther Solondz. Esta se encuentra al interior de una iglesia y, junto a las pinturas de Paul Shakespeare en la galería Howard Yezerski, son obras que usted no puede dejar de apreciar. A sólo 25 kilómetros de Lincoln se encuentran el museo De Córdova y el Parque de las Esculturas.

Ambos dan a conocer el arte contemporáneo.

En estos dos lugares resaltan las siguientes obras: “Los dos corazones negros grandes” de Jim Dine, esculpido en bronce y con una altura de 3,5 metros; “La Venusvine” de Richard Rosenblum, también elaborada en bronce; y la cabeza en bronce de “Jhon Wilson Presencia Eterna”. Al interior del museo destacan la pintura y collage “Sol Invisible” que pertenece a Adam Cvijanovic y las esculturas de Olezko.

Otro museo es el Fogg Museum, uno de los más importantes de Harvard y que muestra las obras de los grandes Picasso, Gogh, Monet y Rendir. Asimismo, se expone un cuadro de Jacob Lawrence, que lleva por nombre “Struggle”. El museo “Busch-Reisinger” es perfecto para los que prefieren el expresionismo alemán.

Aunque es uno de los más pequeños, la colección que posee es realmente grandiosa. Max Beckmann ocupa un lugar muy importante, ya que aquí se expone su autorretrato en smoking; Ernest Barlach y sus esculturas viscerales; y la obra de Ksthe Kollwitz, la escultura en bronce “The Peace of His Hands” (Descansa en la paz de sus manos). Por más que a usted no le interese mucho el arte, se seguro se sentirá atraído por cada una de estas magníficas obras.

Viajar a la cuidad de Boston resulta una convivencia extrema con el arte. 


Además, le permite aprender acerca de las características y la historia de cada una de las obras. Y, si desea seguir recorriendo la ciudad, la Charles Street es una de las calles más importantes.

Exactamente se ubica entre el Common Park y el Public Garden. Es interesante si a usted le gusta ir deambulando por diversos lugares y curiosear en las tiendas de antigüedades, las casas de decoración y las dulcerías. Lo cierto es que todo cuesta, pero los precios no son muy caros.

Por ello, usted siempre se animará a disfrutar de algún postre o comprar un artículo de decoración. A unos cuantos metros se encuentra la Trinity Church, iglesia que ofrece una vista espectacular de la ciudad y se refleja en la John Hancock. Esta iglesia es una mole vidriada con un observatorio y está muy cerca de la Newbury Street.

Una de las calles más aristócratas de Boston y que se origina en el Common Park. En esta calle también se encuentra el Ritz Hotel, tiendas de antigüedades y establecimientos comerciales. En esta zona la mayoría de las casas son de madera.

A pesar de que han transcurrido aproximadamente más de 200 años desde su construcción, lo increíble es que muchas de estas casas aún conservan las instalaciones eléctricas que datan desde que los tranvías funcionaban gracias a los caballos. La oportunidad perfecta para conocer las primeras actividades de los pobladores bostonianos.

Muy cerca de la Plaza del Correo se encuentra el Barrio Financiero. Aquí destacan las enormes torres de cristal sobre las calles estrechas, que hace algún tiempo fueron las rutas para el transporte del ganado. Para dar paso a la modernidad, muchos edificios del siglo XIX han sido remodelados y están acompañados por las construcciones de hoy en día.

Entre los atractivos naturales destaca el Jardín Público. Un lugar en el que las plantas de bulbo están en pleno desarrollo y las magnolias crecen adheridas al suelo. Esto ocurre aproximadamente por una semana y en abril es fácil apreciar a los botes en forma de cisne cruzar el lago de este jardín. Las mansiones también reflejan tradición y cultura.

Unas muy populares son las de Brattle St. que se encuentran en Cambridge, cruzando el río. Sus primeros dueños fueron profesores de Harvard y lo que más querían era que sus jardines florecieran en la primavera. Hoy en día, estas mansiones les pertenecen a grandes representantes del mundo de la informática.

En los jardines se escuchan los ruidos de las sierras, los martillos y otras herramientas que aseguran la remodelación del lugar. Ya no es como en antaño, que los cantos de los pájaros era lo más hermoso que podía escucharse en estas mansiones. A pesar de los cambios, estas edificaciones aún conservan muchas de sus tradiciones.

Los primeros dueños lo único que deseaban era dar a conocer el lujo de estas inmensas construcciones. Aunque las portadas han sido pintadas recientemente, mantienen el lujo que las caracteriza. Debido a la gran importancia que posee, muchos escritores y otros intelectuales decidieron elegirla como lugar de trabajo y residencia.

Los más mencionados fueron: James Carrelll, John Updike, Robert Parker y Sue Millar. Hace algún tiempo, un libro de la ciudad de Boston propuso muchos lugares relacionados con escritores estadounidenses importantes. En Cambridge, Longfellow House; en Concord, Old Manse y Orchard House, donde vivieron Nathaniel Hawthorne y May Alcott respectivamente; y la cabaña reconstruida en Walden Pond, donde estuvo por un tiempo Henry D. Thoreau.

Es interesante recorrer las calles de Boston, porque casi todas tienen su origen en la historia de Inglaterra y en los primeros pueblos que visitaron los colonizadores. En su mayoría, estos eran puritanos que venían de la localidad de Lincolnshire, con la finalidad de imponer las costumbres de la época colonial. Según estudios, ellos fueron los primeros protestantes de este país durante los siglos XVI y XVII. Eran moralistas totalitarios, esa fue su característica principal.

Dos claros ejemplos son la vida de Benjamín Franklin y la rebelión del Boston Tea Party, en oposición a los impuestos que cobraba la corona de ese entonces. El turista puede ser parte de estos sucesos en su visita al Central Market, un lugar que data de 1826 y que revive todas las tradiciones de esa época. Inclusive, el programa de televisión “Cheers”, también da a conocer la peregrinación y las costumbres de los años coloniales.

El parque central Common es otro de los sitios perfectos para ser parte de las protestas que hasta hoy en día son tradición en Boston. Todos los años, en el mes de septiembre, se reúnen miles de personas con el fin de dar a conocer su opinión acerca de diversos temas. Se recuerda la movilización del año 2000 en contra de la legalización de la marihuana.

En la ciudad de Boston, las galerías de arte cobran un gran protagonismo. 


La mayoría de ellas están abiertas de martes a sábado, desde las 10 de la mañana hasta las 17 horas. Para recibir información más exacta, lo recomendable es que usted realice una llamada telefónica o averigüe a través de las páginas de Internet.

El Museo de Isabella Stewart Gardner se encuentra en el 280 The Fenway y está abierto de martes a domingo, de 11 a.m. a 5 p.m. El Instituto de Arte Contemporáneo dispone de tres horarios para el público en general. Está ubicado en 955 Boylston Street; los fines de semana, el horario es de 11 a.m. a 5 p.m.; los martes, hasta las 9 de la noche; y de miércoles a viernes, desde el mediodía hasta las 17 horas.

El Parque de las Esculturas y el Museo de Córdova se encuentran en el mismo lugar; en 51 Sandy Pond Road, Lincoln, Massachussets.

Ambos están abiertos desde las 11 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Usted puede llegar tomando la línea púrpura del MBTA desde la estación Porter Square hasta Lincoln, en coche o en un taxi. Los museos de arte de la Universidad de Harvard se ubican en la esquina de Quincy y Broadway en la localidad de Cambridge.

Todos abren sus puertas de lunes a sábados, desde la 1 de la tarde hasta las 5 p.m. y el costo de la entrada para los tres museos es de aproximadamente cinco dólares. Los miércoles y sábados hasta el mediodía, el valor es sin cargo alguno.

Entretenimiento, vida y fiesta en la ciudad de Boston

Como toda ciudad norteamericana, siempre tiene espacio para expresar lo más resaltante de la música. Y la música folklórica de los Estados Unidos es el jazz. La ciudad de Boston cuenta con muchos establecimientos para disfrutar lo mejor del jazz y también del blues.

¡Boston suena bien!

Los coloridos ambientes son una constante que colabora en la mejor apreciación de la música, creando un ambiente mágico y éxtasis que nunca podrá olvidar. Para comprobarlo visite el Wally’s Cafe, uno de los establecimientos de conciertos más populares de Boston. Se encuentra en el número 427 de la avenida Massachussets.

El interior tiene una decoración especial con fotografías de los músicos consagrados del jazz. El ambiente es efusivo y nostálgico, aunque no por ello los grupos que tocan en el establecimiento se dedican al jazz clásico. Llegan hasta el local bandas de que tocan con su estilo propio y con fusiones diversas del jazz. En la calle Hampshire Street, número 212, se encuentra el Ryles.

La popularidad de este club no solo reside en que es un lugar de moda, sino en que siempre ha sido un lugar de moda. El Ryles es toda una institución del jazz en Boston ya que es uno de los locales más antiguos de la ciudad.

Por su escenario han desfilado artistas de todo el mundo, brindando espectáculos de primera categoría y de los que usted también podrá ser parte. El único problema con el Ryles es que su prestigio está al mismo nivel de sus precios. Puede que sea un lugar caro, ¡pero usted ha venido de vacaciones! Así que no lo piense más y disfrute de la mejor música norteamericana sin reparar en gastos.

Después de todo, la vida es una sola.

En el Atrium Lounge encontrará un ambiente sosegado a pesar de que las maravillas del establecimiento, en un primer momento lo dejarán con la boca abierta. El local se encuentra en el Hotel Millennium Bostonian, en el cruce de la calle Blackstone con North.

En el Atrium Lounge, las melodías de las bandas invitadas adquieren mayor belleza ya que podrá escucharlas mientras admira el Faneuil Hall, que se puede ver desde los grandes ventanales. Es por eso que el Atrium Lounge se ha convertido en un atractivo turístico que mezcla lo mejor de la arquitectura y la paisajística con el jazz y el blues.

Pero, si desea disfrutar solamente de la música y del verdadero sabor del jazz sin mezclarlo con ambientes rimbombantes, no puede dejar de visitar Les Zygomates, ubicado en el número 129 de la South Street. Se le conoce como un tesoro por descubrir en Boston.

Es un rincón bastante conocido por los músicos bostonianos y se ha convertido en el punto de reunión de artistas que desean compartir entre sí lo mejor de su música. Les Zygomates es un establecimiento abierto al público en general pero especial para los que dominan la historia del jazz, las tendencias y los estilos diversos de los que han marcado un hito en el mejor género musical que ha visto nacer los Estados Unidos.

Variedad festiva en Boston

Boston es una ciudad que destaca por la gran cantidad de eventos culturales a lo largo del año. No es para menos en una gran ciudad en donde están las mejores universidades del mundo. En Boston, a lo largo de los años, se han instalado diversas comunidades culturales que nunca pierden la oportunidad de expresar lo más autóctono de sí mismos.

Cuando piense en visitar Boston, prepárese para fiestas multiculturales de mucho color y alegría. Una de las celebraciones más destacadas en la cuna de la independencia es el Festival de la Música Latina. En este año (2008) se ha celebrado el 12 de octubre, gracias a las gestiones que ha realizado el alcalde.

Llevando el sugestivo nombre de “Caliente”, el festival de este año ha colmado las expectativas de los visitantes que pudieron bailar al ritmo de la salsa y el merengue. Los ritmos latinos tienen una gracia que hacen que las ganas de bailar no puedan contenerse.

Representantes de la banda Alto Honor, el grupo Ritmo en Acción y músicos colombianos pusieron a gozar a los bostonianos, los cuales pudieron comprobar que la alegría de los ritmos latinos es increíble.

Otra de las grandes celebraciones es el de la Herencia Hispana.

Durante un mes son muchas las actividades con las que puede aprovechar al máximo sus vacaciones en medio de la tradición típica del pueblo hispano. Es el popular almacén Macy’s el que organiza la popular fiesta en donde se exponen diversos elementos de la cultura hispana.

Las actividades son variadas: danzas típicas, sabrosa gastronomía hispana, espectáculos para niños y conciertos de flamenco. Estos eventos prometen a los asistentes mucha diversión. La tienda Macy’s se encuentra en el Downtown de la ciudad. En Boston, la fiesta cultural es todo el año. ¡Venga ya!

Lugares para visitar en Boston, barrios y pueblos más importantes

De los lugares para visitar en Boston, los barrios son muy visitados por los turistas. Cada uno posee diferentes atractivos y usted tiene la oportunidad de disfrutarlos en cualquiera de sus recorridos. Si lo que desea encontrar son muestras de buena arquitectura, una visita al Back Bay es la decisión perfecta.

Lugares para visitar en Boston


Aquí se encuentra el complejo de arquitectura victoriana más sorprendente y grande de Estados Unidos. A primera vista es posible apreciar extensas avenidas que van acompañadas de veredas totalmente arboladas. Ese paisaje se realza aún más con la presencia de lujosos edificios en los que funcionan las tiendas de antigüedades, distinguidas boutiques, galerías de arte y establecimientos comerciales que ofrecen lo último de la moda.

Otro de los lugares para visitar en Boston, es el Beacon Hill que es considerado el barrio residencial más fino de la ciudad y muchas personas lo conocen simplemente como “Hill” (La Colina). En este lugar el contraste se da con la presencia de boutiques que ofrecen las mejores prendas de la temporada y los restaurantes contemporáneos que todavía funcionan a pesar que datan de los siglos XVIII y XIX.

Un barrio en el que la historia y la modernidad se unen perfectamente.

Esa característica se aprecia claramente en las calles. Estas son en su mayoría adoquinadas o de ladrillos, el alumbrado de la ciudad es en base a los antiguos faroles de gas y las verjas de los diferentes establecimientos son de hierro forjado. En las casas, los jardines internos están repletos de macetas con flores y las ventanas son de color púrpura.

Estos dos aspectos le otorgan a Beacon Hill el estilo victoriano que lo caracteriza. En este barrio, una zona muy concurrida es el Downtown Crossing, otro de los lugares para visitar en Boston. Prácticamente se ha convertido en el lugar preferido de los asiduos compradores.

Aquí se encuentran dos de los más importantes almacenes de Boston: Macy’s y Filene’s.

Y, a unas cuantas cuadras, hace su aparición el Financial District. Un lugar en el que se concentran los más altos y hermosos edificios de la ciudad. Un distrito comercial por excelencia.

En la cuidad de Boston, existe otro distrito muy conocido que es el Theater District. Perfecto para los que gustan de las artes escénicas. Si usted es de esas personas, en el Theater no le será difícil ser parte de la ópera, el drama, el ballet y la comedia que caracterizan a las exitosas obras teatrales de Broadway y que llegan a este lugar gracias a las giras.

Si a su gusto por el arte le añade la preferencia por lo exótico, muy cerca de este distrito se encuentra el Chinatown. Considerada la tercera comunidad china más importante de Estados Unidos. En este lugar puede disfrutar de una cena a altas horas de la noche, encontrar especies singulares o comprar telas de la región.

Otro barrio de la cuidad de Boston de características similares en cuanto a la elegancia es el Newbury Street.

Es el lugar que da a conocer la más fina y auténtica arquitectura del siglo XIX. Esa característica se refleja en los tejados de época de las casas y mansiones más importantes, las ventanas de tipo mirador y las curvas, los pequeños jardines y los patios angostos.

En las calles, lo clásico son las extensas filas de las típicas mansiones privadas que en su mayoría son de tres o cuatro pisos. Estas limitan con los talleres de grandes personajes relacionados con el diseño y la elaboración de joyas. Así como con las galerías de arte, lujosos salones de belleza, cafés y restaurantes que ofrecen lo mejor de la comida internacional.

El barrio Faneuil Hall es famoso porque allí Sam Adams dio inicio a su lucha contra los británicos.

Mayormente conocido como la “Cuna de la libertad”, fue construido en 1742 y junto al Marketplace (Mercado) ofrecen uno de los mejores complejos arquitectónicos de la cuidad de Boston. El conjunto está formado por tres edificios que datan del siglo XIX y hasta la actualidad han sido restaurados.

También es una de las zonas más comerciales de la ciudad, ya que usted puede acceder a numerosos centros comerciales, restaurantes, tiendas de regalos, comercios de comida y tiendas de ropa de vestir. Además, el comercio ambulatorio es otro de los atractivos de la zona.

Por las calles es fácil apreciar a personas que ofrecen artesanías de la ciudad en sus pequeñas carretillas o mostrándolas en sus manos. La adquisición no es en vano ya que están elaboradas por artesanos locales.

En Faneuil Hall, el arte no sólo se encuentra en establecimientos cerrados.

Muchos jóvenes actúan al aire libre ante la atenta mirada de los transeúntes, los turistas y los comerciantes del lugar. En cuanto a los centros de diversión, los clubes nocturnos y los pubs son muy visitados son elementos singulares que otorgan un ambiente especial al barrio.

Mayormente demandados por los jóvenes y los turistas.

El barrio más antiguo que visitar en Boston es North End. Considerado también como uno de los más residenciales, ofrece el contraste que existe entre el Viejo Mundo y el Nuevo Mundo. Tiene muchos lugares históricos que usted no puede dejar de visitar, pero entre los más conocidos se encuentran la iglesia Old North Church y la casa de Paul Revere.

Esta última es la residencia más antigua del siglo XVII que aún puede ser visitada por cientos de personas, se mantiene en pie a pesar de los muchos años que han transcurrido. La singularidad de los restaurantes del barrio es que son pequeños y quienes atienden son los mismos dueños.

En cualquiera de estos usted puede degustar una sabrosa pizza, disfrutar de las pastas caseras, comer los pastelitos típicos de la ciudad, probar un pan recién hecho o tomar un agradable capuchino. En las orillas del río Charles, se encuentra uno de los barrios más culturales de Boston: Waterfront.

En este lugar usted tiene la oportunidad de acceder a museos, galerías de tiendas, muelles típicos de la zona y finos condominios. Para descansar y disfrutar de la comida de la ciudad no pueden faltar los elegantes restaurantes.

Waterfront acoge a un museo para niños, el Acuario de Nueva Inglaterra, el Museo de Computadoras y el barco del Boston Tea Party. Los dos primeros son mayormente visitados por los niños, quienes también tienen al parque de atracciones del Waterfront como uno de sus destinos favoritos en sus viajes a Boston.

Muchas personas llaman cariñosamente al barrio ÓSouthieÓ ya que es considerada una zona irlandesa. Por ello, son famosas las playas de City Point y Carson, el desfile anual del día de San Patrick y la Isla de Castle Island.

Asimismo, las casas destacan por el singular estilo arquitectónico que poseen, este le otorga a Waterfront un ambiente especial.

En este barrio se encuentra la biblioteca John F, otro de los lugares para visitar en Boston. Kennedy, importante porque fue construida para homenajear al ex presidente y, además, es la única biblioteca presidencial de la ciudad.

Un barrio muy conocido a nivel mundial es Cambridge.

Cualquier mes del año es ideal para ser parte de este lugar y visitar cada uno de sus atractivos. Si usted ya decidió viajar a Boston, necesariamente tiene que conocer este lugar. Personas de diversos estratos sociales y ocupaciones han disfrutado de cada una de las experiencias que se pueden vivir en Cambridge.

Lo mejor es que la edad es lo de menos y las aventuras son para todos los gustos.

El barrio es famoso porque aquí se encuentran la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT). El barrio fue construido en pleno siglo XVII, aproximadamente en 1630. En sus inicios, Cambridge fue la capital de la Colonia de la Bahía de Massachussets y ahí se estableció el primer colegio de Estados Unidos.

Como turista, a usted más le debe importar lo que le ofrece el barrio en términos de ocio y entretenimiento. Para ello, las Plazas de Porter, Harvard, Kendall, Charles y el Central Square disponen de muchas tiendas comerciales.

Lo recomendable es visitar cada una de las plazas, ya que ofrecen diferentes atractivos.

En horas de la noche, para cenar y divertirse Cambridge le ofrece los más finos restaurantes de comida nacional e internacional y otros más sencillos que en su mayoría son visitados por estudiantes. La diversión nocturna no puede escapar de la música.

Más aún si Cambridge es considerada la capital del jazz en la región noreste del país. Inclusive, en los mismos restaurantes es posible escuchar música en directo de este género. La vida cultural es otro de los grandes atractivos de Cambridge.

Usted dispone de más de 20 librerías en la plaza central del barrio y museos considerados de categoría mundial. Es un lugar que ofrece una verdadera gama de actividades culturales para todos aquellos que llegan con ansiedad intelectual.

Por ello, si usted prefiere la diversión o la cultura, siempre encontrará un lugar apropiado en Cambridge. Y, si en el aspecto cultural más le interesa la historia, el barrio de Cape Cod es el adecuado. El museo viviente de Plymouth o simplemente la Plimot Plantation le ofrece revivir los momentos históricos más importantes de la ciudad.

Para ello, las personas escogidas son los guías que usan vestimentas de la época y trabajan en la representación de las típicas aldeas y un clásico pueblo indígena de Estados Unidos del siglo XVII. Esa reproducción permite que los turistas y el público en general aprendan algo más de las costumbres de la ciudad.

Usted tiene la oportunidad de viajar al pasado, exactamente hasta el mes de diciembre de 1627. Fecha en que los peregrinos llegaron a Plymouth Rock. El museo está ubicado al sudeste de Boston, a unas aproximadas 30 millas, y también se le conoce como la Plantación Plymouth.

A través de los líderes, usted puede apreciar cómo eran las vestimentas de los marineros, peregrinos e indígenas de esa época. Lo mejor es conocer cuál fue la forma de vida de los primeros habitantes de Boston, qué era lo que hacían diariamente, las labores típicas de los hombres y las mujeres, etc.

Es un verdadero contacto con la historia misma.

Además, el museo acoge casas de pleno siglo XVII que han sido restauradas y están muy bien conservadas. La plantación abre sus puertas diariamente de abril a noviembre, desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Mientras que, de julio a agosto, es hasta las 7 de la noche.

En el museo, un atractivo muy visitado es la Plymouth Rock, famosa por ser la reproducción exacta del barco “Mayflower”, al que usted puede subirse. Este transportó a las primeras personas de Europa al Nuevo Mundo.

Las playas de Cape Cod es otro de los atractivos del lugar.

Destacan por tener una extensión de 300 millas, al aire salino es uno de los más saludables de la región, la fresca brisa del mar y, además, están rodeadas de pequeños pueblos muy interesantes. Los paseos rurales también tienen seguidores en Cape Cod.

Aproximadamente tienen una extensión de 75 millas y los terrenos se caracterizan por tener un color rojizo. Muy cerca es posible acceder a extensos campos de golf, exitosas tiendas de antigüedades y sitios de verano a las orillas del océano.

Para conocer mejor cada uno de los barrios, en Boston gozan de gran preferencia los recorridos. Uno de estos es el “Women’s Heritage” (La Herencia de las mujeres). Este recorrido lo llevará a revivir las hazañas de 80 de las mujeres más famosas de la ciudad.

En sí se trata de cuatro recorridos que son auto-guiados. Para disfrutar mejor del paseo lo recomendable es comprar los mapas que fácilmente se pueden adquirir en Old State House (La Vieja Casa del Estado) y en el Centro de Visitantes del Servicio de Parques Nacionales.

Otro recorrido es el Harborwalk o llamado “Camino por el puerto”.

Aunque puede parecer un paseo muy simple, en realidad no es así. El recorrido permite que usted pueda ser parte de la historia marítima de la ciudad. En este caso los mapas también son importantes, así que sólo debe acudir al Centro de Información de Boston Common.

Es la elección perfecta para los amantes del mar y de las actividades que allí se pueden realizar. Además, muy cerca del puerto de la ciudad se encuentra Charlestown, un barrio que acoge en su mayoría a las personas trabajadoras de Irlanda. Usted puede llegar al vecindario a través del trolley o en un ferry que debe tomar en Long Wharf.

El costo es realmente barato, sólo de un dólar. Este barrio es la cuna de U.S.S Constitution, una embarcación de 44 cañones que fue comisionada en el año 1798. Debido al transcurrir de los años, hoy en día es considerado un verdadero museo viviente que da a conocer la historia de la industria naval de Boston.

U.S.S Constitution que visitar en boston


Puede ser visitado por el público en general de lunes a viernes, desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Además, si usted no quiere gastar ni un solo dólar, se realizan paseos totalmente gratis desde las 9:30 a.m. hasta las 3:30 p.m.

El Acuario New England es otro de los atractivos que usted no puede dejar de visitar.

Ubicado sobre la costa de la ciudad, es interesante porque muestra diversas especies marinas, tiburones, delfines, espectaculares exhibiciones y, además, cuenta con una zona de interacción y educación para los más pequeños. Por este motivo, son los niños quienes más visitan el acuario, aunque los jóvenes y adultos también se sienten atraídos.

El lugar está abierto durante todo el año, incluido los feriados y fines de semana. El horario es de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Ofrece a los visitantes cruceros de Ciencia Marina y otros para apreciar las ballenas con mayor exactitud. El área de Boston también es muy atractiva por los más de 50 campus universitarios que posee.

Así usted no llegue a la ciudad para matricularse en un curso de idiomas o de Post Grado, lo cierto es que visitar esos campos es bastante interesante. Con sólo cruzar el río Charles ya tiene ante sus ojos a la universidad más antigua de América: Cambridge.

Si luego de recorrer cada una de las instalaciones quiere descansar, lo ideal es que acuda a la Plaza Harvard. Uno de los lugares más hermosos de Boston para pasear y conocer personas de diversas culturas. Esta plaza también tiene muchos visitantes por los músicos callejeros que ahí realizan sus presentaciones.

Principalmente actúan los domingos en la tarde y sábados todo el día. Luego de apreciar esos singulares espectáculos tiene que visitar los restaurantes, las dulcerías y las librerías de la ciudad. Estas últimas son bastante numerosas porque Boston acoge a aproximadamente 30000 estudiantes.

De esa forma el paseo adquiere un mejor provecho. Para aquellos que prefieren los barrios tranquilos y también interesantes, Lexington y Concord Lexington son dos muy buenas opciones. Para llegar a estos sólo tiene que viajar por el noroeste de Boston, a unas 20 millas aproximadamente.

Lexington también es histórica porque en ese lugar Paul Revere se encargó de hacer su histórica corrida para decirles a los pobladores que llegaban los soldados de Inglaterra. Mientras que Concord es un pueblo famoso porque allí nacieron Walden Pond, Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau.

Este se encuentra a dos millas más de Lexington. Aquí también destaca el cementerio Sleepy Hollow. Usted puede llegar a ambos pueblos a través del tren. Por el medio de transporte no tendrá mayor problema, ya que inclusive si acude a una agencia de viaje hay coches particulares que realizan el viaje hacia las dos localidades.

Un pueblo que de seguro alguna vez escuchó por una película, una serie de televisión o el curso de historia es Salem. Según los registros históricos, en este lugar se hicieron los interrogatorios a los hechiceros y las personas que fueron acusadas de brujas. Ubicado al noreste de Boston, a sólo 20 millas, es el pueblo perfecto para quienes gustan de lo misterioso y terrorífico.

Por ello, ofrece una serie de destinos atractivos para visitar. El Museo de la Cueva de la Bruja permite que usted pueda conocer cómo fueron los juicios a las brujas, ya que los representa en forma histórica. Mientras que el Museo de las Brujas de Salem se encuentra repleto de muestras bastante interesantes.

Luego de esas dos visitas, llega el momento de recorrer el pueblo en un vehículo. Para ello usted cuenta con el Trolley de Salem, que lo transportará a los otros sitios importantes del pueblo. Si a pesar de utilizar ese servicio, lo que prefiere es la caminata; no hay ningún problema.

Además, muchos de los visitantes opinan que caminando se puede apreciar mejor los atractivos del lugar. Un recorrido muy conocido es la Herencia de Salem. Este pueblo también tiene una línea roja, si usted decide seguirla lo llevará al Museo Peabody Essex, la Casa de los Siete Tejados y el Museo de las Brujas de Salem.

Viajando por Buenos aires, clima templado muy adecuado para turismo

Viajando por Buenos aires me encontré con un clima bastante agradable, Buenos aires en general posee un clima templado y bastante húmedo ya que está rodeada por varios cursos de agua como el Río de la Plata.

buenos aires turismo
Buenos aires presenta un promedio de lluvias estable que aumenta en invierno y verano aunque a veces puede llegar a subir los niveles de agua, nada que no sea controlable, es interesante ver la fuerza de las corrientes…

Las temperatura en Buenos aires en las épocas más frías es menor a los 5° bajo cero, mientras en verano las temperaturas más altas oscilan entre los 35° y 36°, lo que nos deja un clima neutro o templado.

La humedad en Buenos aires da la sensación de sentir más calor o más frío del que realmente hay, a veces se pueden dar algunas nevadas aunque no es nada habitual, la última importante se vio hace tres años.

El otoño y la primavera en Buenos aires son fríos y secos, en general con mucho viento que viene del mar golpeando desde el norte de Argentina, en si el otoño es más frío que el invierno.

La primavera en Buenos aires es la mejor época del año para visitar la ciudad debido a que el que el clima está más balanceado y se pueden ver con comodidad las atracciones que nos ofrece.

En esta época de primavera en Buenos aires con un clima templado se recomienda cualquier tipo de actividad al aire libre como visitar parques o zoológicos, podemos incluso dar una vuelta por las playas de Buenos aires.

Las noches por esta época del año en Buenos aires pueden ser muy divertidas, podemos ir a dar una vuelta por la cuidad y encontrarnos de todo, salones de baile de tango, muy típico por aquí…

La plaza Barrancas de Belgrano es muy típica donde encontraremos diversidad de atracciones gratuitas y podremos disfrutar al aire libre cenando en cualquier restaurante, solo ser prevenidos ya que muchos de ellos no aceptan tarjeta.

Destino turístico imperdible, Cuba y Santiago De Cuba

Cuba turística y Santiago de Cuba, destino turístico imperdible, la ciudad más caribeña en toda la historia de cuba, por sus habitantes, su entorno y su arquitectura, una ciudad cosmopolita en medio del Caribe.

En la revolución cubana, era conocida como la ciudad del Héroe, nombre que hoy en día todavía prevalece. Monumentos como el de Carlos M. Céspedes o el parque Céspedes, se sitúan en el interior de Santiago de Cuba y son los lugares con más movimiento de la ciudad que no puedes dejar de visitar en tus viajes a Cuba turística.

Destino turístico

Otro magnifico destino turístico es la famosa sorveteria Coppélia, donde puedes tomar un “pru” hecho de raíces y vainilla y que disfrutaras de su sabor además de los típicos sorbetes. 
En la plaza de la revolución vas a encontrar uno de los monumentos más emblemáticos y respetados de la ciudad, el monumento a Antonio Maceo, héroe de la revolución. Muy próximo se encuentra el cuartel Moncada, es el segundo más importante de Cuba y actual sede del Museo histórico, donde podrás ver todo lo relacionado con la revolución cubana.
El Castillo del Morro, es otro de los destinos turísticos que no debes de perderte cuando viajes a Cuba turística, construido para proteger la ciudad y con las fortificaciones más bonitas del continente.

El parque Baconao, con su acuario submarino y reserva de la biosfera, tiene réplicas de dinosaurios de más de 20 metros de altura, destino turístico especialmente visitado por los viajeros cuando viajan a la ciudad.

El Tropicana de Santiago de Cuba te puede ofrecer mucha diversión, shows de baile, pista de baile, piano bar y puedes solicitar tu reserva en la oficina de turismo.

Guardalavaca, se encuentra a unos 250 KM de la capital y es digno de visitar, ya que constituye una bonita reserva natural, protegida y que te hará disfrutar al máximo de tus viajes a cuba.

Destino turístico que no puedes dejar de visitar, se encuentra en la provincia de Holguin.